Iniciar sesión Postula aquí

#YOIMPACTOPOSITIVO

Personas que están cambiando el mundo.



PRODUCTOS
SERVICIOS

NOTICIAS

¿Quieres estar
siempre informado?

¡Suscríbete a nuestro
NEWSLETTER!

El mercado durante la pandemia.

Reducción de personal, muchas empresas no pudieron seguir costeando a sus trabajadores, otros comenzaron el teletrabajo, ¿como separar el trabajo si muchas veces el espacio habilitado y aislado es el dormitorio de la persona?. Otros viendo que sus negocios ya no funcionaban decidieron cerrar sus puertas y algunos simplemente cambiar. Empezaron a vender lo que la genta ya no podía ir a comprar, y el reparto a domicilio es lo que lidera, se puede pedir desde lo más inesperado hasta mascarillas y alcohol gel que en un primer minuto agotaron el stock casi en todas partes. Muchos salieron a vender agua embotellada, vender fruta, vender cloro y asi una larga lista. Pero otros no salieron y abrieron una tienda virtual, las ventas online se multiplicaron y la oferta por instagram por ejemplo, se volvió muy abundante en todo tipo de productos y servicios. Un auge significativo la ha tenido tambien el rubro de los cursos, en su primer momento el hecho de no poder salir hizo que el tiempo que antes se destinaba en viajar y otras actividades ahora se gastara en cursos y buscar un poco más aquellas cosas para las que nunca había tenido tiempo. Así aparecieron muchos cocinando, tejiendo, pintando, armando un huerto e infinitas remodelaciones a la casa. ¿Qué pasó con aquellos que no pudieron reconvertirse? Muchas personas que vivían el día a día, artistas callejeros, vendedores ambulantes, vendedores de persa, etc, solo tuvieron que apelar a lo comunitario y a la solidaridad, o arriesgarse a seguir haciendo a pesar de las cuarentenas. Nadie ha quedado indiferente a los cambios y ha sido un tiempo para probar que a veces nuestros límites estan mucho más lejos y que podemos adaptarnos y reinventarnos.

Nuestro legado para las generaciones futuras

Muchas veces queremos dejar una huella, algo que recuerde el paso de nuestra existencia. Algunos escriben un libro o fundan algún proyecto, pero la mayoría de nosotros trascenderemos a través de la basura que estamos dejando a las futuras generaciones y al menos por medio siglo más nuestros descendientes deberán lidiar con ello. No es que no se haya tomado conciencia de que nuestro ritmo de eliminación de residuos es un grave problema, miramos las acumulación de plástico en los océanos, pensando en que es terrible y alguien debiese hacer algo, siendo que esas acciones están en nuestras manos. Por ejemplo se nos ha impuesto no usar bolsas plásticas de un solo uso para transportar nuestros productos, aún así en vez de preparar nuestra bolsa para las compras, esperamos que nos den una bolsa de papel o rogamos que por esta vez nos de una bolsa plástica o inclusive cada vez que hacemos la compra compramos una bolsa nueva y ni hablar de este tiempo pandemico donde los deliverys han hecho que nuestra basura aumente en empaques y envolturas de un solo uso. ¿Hasta que punto la necesidad de higiene no es compatible con el respeto a nuestro planeta? Es momento de cambiar nuestra forma de transportar y empacar. Hay empresas que están realizando estos cambios para reducir la cantidad de plástico y emisiones, hay empresas que ofrecen sus servicios como empaquesustentable.cl o imnotplastic.cl, puede ser un primer paso para la reducción del impacto de nuestra basura, pero con el ritmo de producción de residuos nuestro foco debiese cambiar hacia el modelo de basura cero y para esto las elecciones del consumidor son claves ya que tienes el poder de decir: No quiero esto, y no generar el residuo. Pongamos un ejemplo, un bebe puede ser un punto de entrada a generar una gran cantidad de basura que no se degradará al corto plazo, por la cantidad de pañales desechables, ropa sintética y juguetes o accesorios de plástico que usarás para desechar, pero podemos hacer que esto no sea así. Podemos elegir pañales degradables o mejor aún podemos usar ecopañales de tela, ahora hay mucho para elegir como por ejemplo el emprendimiento cocobebe.cl, con ellos no generas basura e inclusive le sirven a alguien más. Puedes optar por comprar ropa de segunda mano o unirte a grupos de mamas donde siempre la ropa circula, mucha ropa queda como nueva por el corto uso. Además puedes elegir ropas con menos fibras sintéticas y de mejor calidad para que pueda circular. Por último puedes optar por juguetes y accesorios de materiales nobles que serán duraderos en el tiempo y no se convertirán en basura. Este mismo ejemplo puede ser aplicado con tu ropa y accesorios elige decir no a las cosas de un solo uso, a los empaques en exceso, lleva tu propia bolsa para pesar la fruta, etc y comparte, dona, intercambia y circula. La pandemia nos ha mostrado que la única forma es que todos lo hagamos juntos.

Puedes encontrar alternativas en nuestra vitrina de emprendedores con impacto yoimpactopositivo.cl

La sequía y diversas aristas.

El cambio climático y la erosión que provoca el hombre con sus diversas actividades están generando un complejo escenario con el acceso al agua en varios lugares del mundo. Si bien sabemos que no en todo el planeta basta abrir una llave para obtenerla, la sequía que ha ido en aumento ha secado pozos y agotado reservas de embalses. En Chile la situación no es diferente llevamos una década al menos esperando que se acaben los problemas de sequía, pero estos están lejos de abandonarnos y los más afectados han sido pequeños agricultores donde un estudio revela que un 60% no sabe si podrá continuar cultivando debido a las pérdidas o que no tienen tecnologías para el riego.

Para lograr adaptarse a las nuevas condiciones climáticas han aparecido diversos emprendimientos locales que están poniendo el hombro a esta situación por ejemplo en Petorca surge Eficagua quienes buscan eficiencia hídrica regenerativa, además de promover hábitos de consumo y conservación de este alimento. También hay soluciones desde la tecnología con una sonda agranimo que es un aparato de inteligencia microclimatica y que hace un registro de temperatura, humedad y cantidad de sol, pudiendo regular el riego según esto.

Así también habría que cambiar los alimentos que se están cultivando y la forma en que se ha hecho, hay variedades locales que se adaptan mejor a condiciones climáticas de sequía y hay cultivos que no deben trabajarse inundando el suelo. Dentro de esto el amaranto producto originario de México es resistente al estrés hídrico y tiene un alto valor nutricional en proteínas y aminoácidos, se esta probando la introducción de este grano para hacer frente a los cambios actuales.

Aún así con todo este escenario en las ciudades hay una falta de conciencia hídrica y desperdiciamos gran cantidad en nuestras actividades diarias, como por ejemplo lavado de loza o ropa o agua para nuestro higiene como el lavado de dientes o la ducha. En contraste con esto hay algunas tribus en áfrica cuyo aseo se limita a barro, grasa y humo, debido a que el agua es muy escasa y solo puede usarse para cosas realmente importantes como beber y la ganadería de la que dependen. ¿Cómo sería nuestra vida sin posibilidad de desperdiciar el agua? ¿Que hábitos cambiaríamos ?, quizá podríamos hacer el ejercicio de pensar que hoy es el día en que abrimos la llave y ya no sale agua y pensar como contribuir al cambio climático.

Finalmente me quedo recordando la novela Duna de Frank Herbet, donde nos contaba de un planeta que era entero un desierto Arrakis y era habitado por el pueblo de los Fremen quienes estaban adaptados a condiciones extremas de sequía y ellos no lloraban porque era un desperdicio innecesario de agua.

Redes de Colaboración

Partners

Alianzas

Cargando, un momentito...

© 2020, Yoimpactopositivo - Todos los derechos reservados.

Diseñado por

Dekaz