Iniciar sesión Postula aquí

Noticias

5 de Junio Día Mundial del Medio Ambiente

La hora de la Naturaleza

La variedad de alimentos que comemos, el aire que respiramos, el agua que bebemos y el clima que hace posible nuestra vida en el planeta, no existirían sin los servicios de la naturaleza. Por ejemplo, cada año, las plantas marinas producen más de la mitad del oxígeno de nuestra atmósfera, y un árbol es capaz de limpiar nuestro aire absorbiendo 22 kilos de dióxido de carbono y liberando oxígeno a cambio. A pesar de todos los beneficios que nos brinda nuestra naturaleza, todavía la maltratamos, por eso necesitamos trabajar en ella. Por eso necesitamos este Día Internacional.

Ver más información en: https://www.enfoqueholistico.cl/post/dia-mundial-del-medio-ambiente

“Estamos haciendo una banca ética latinoamericana”, anunció Joan Melé

El promotor de la banca ética en América Latina, Joan Melé, expuso en el World Trade Center de Montevideo para dar a conocer el Estudio de Prefactibilidad Regional que se elaborará en distintas ciudades del continente. El objeto es contribuir a los desafíos estructurales que enfrenta el Cono Sur en las áreas de cultura, desarrollo social y medio ambiente.

“Nuestra sociedad está enferma. Hay un miedo a mirar dentro de uno y ver un vacío.” Estas fueron las palabras que empleó Melé para abrir su intervención, ante más de 100 personas que se hicieron presentes en el lugar.

Melé, presidente de la Fundación Dinero y Conciencia, ex subdirector general de Triodos Bank España y actualmente miembro de su consejo asesor, apeló a la conciencia de los ciudadanos para revertir lo que refiere como una enfermedad. “Hemos perdido el sentido de la vida”, dijo.

Tal como propone en los talleres de conciencia que dicta habitualmente, indicó que “la gran herida de la sociedad es la separación de lo material con lo espiritual”.  Lo que a su juicio, “nos lleva a desconectarnos del sentido de la vida”, prosiguió.

Con la fuerza que con frecuencia muestra para exponer su pensamiento, advirtió también que “no se puede justificar la ética, si no vamos a la esencia del ser humano”. 

“Nuestra sociedad está enferma. Hay un miedo a mirar dentro de uno y ver un vacío. La gran herida de la sociedad es la separación de lo material con lo espiritual”.  Eso, “nos lleva a desconectarnos del sentido de la vida”.

Joan Melé, fundador de la Banca Ética

En ese sentido, señaló que estamos «anémicos de alimento espiritual. Tenemos que reconectarnos con nuestra esencia humana”. Melé recordó una vez más que los bancos “no tienen dinero, gestionan el nuestro”, por lo que “es responsabilidad de las personas saber qué hacen con él”.

Ser humano vs. rentabilidad

Joan Melé cuestionó el quehacer económico en cuanto muchas veces se ha puesto la rentabilidad por encima del ser humano. Por ello, anunció que la banca ética busca transformar la economía para que “todos los seres humanos puedan cubrir sus necesidades”. Respecto del Estudio de Prefactibilidad, agregó que el propósito es conocer los sectores en los que se invertirá, de la mano de expertos que entienden la naturaleza de las áreas.

El estudio de Prefactibilidad Regional se basa en la experiencia de lo que ya hizo Triodos Bank en sus sectores y subsectores, junto con lo realizado por Doble Impacto –el concepto de banca ética en construcción– en las estrategias mediante las cuales aborda las áreas de Educación y Cultura, Desarrollo Social y Medio Ambiente. Todo esto con la finalidad de identificar a los actores relevantes en dichos mercados. Y así abordar los desafíos estructurales del continente en la materia.

Como destacó Diego Pereira, banquero y parte del equipo que construye la banca ética, en Montevideo: «La idea de este estudio es analizar si como banco podemos asistir a estas tres áreas»; y Sebastián Cantuarias, director ejecutivo de la Fundación Dinero y Conciencia, también agregó que «el Estudio es la etapa previa del proyecto prebancario con dos objetivos: formar la comunidad humana en torno del proyecto y entender los sectores y sus desafíos estructurales» de América Latina.

Como cierre, Melé dejó sobre la mesa esta frase: “Necesitamos menos consumo material y más consumo cultural; estamos trascendiendo los países para hacer un banco latinoamericano”.

 Fuente: Noticias positivas

Sobregiro Ecológico

De acuerdo con el informe anual dado a conocer por la plataforma Earth Overshoot Day, Chile entra desde hoy en una situación de “sobregiro ecológico”, convirtiéndose así en el primer país de la región en caer en esta situación de déficit medioambiental.

En la práctica, lo que hace Earth Overshoot Day es advertir qué pasaría si el planeta tuviera los parámetros de consumo y contaminación que se observan en cada nación de mundo. Y, si el mundo fuera como Chile, hoy sería el día de inicio del sobregiro ecológico.

“Desde hoy la cuenta corriente de nuestras reservas medioambientales que sirven para hacer frente a la huella contaminante que genera el país queda en cero. Ya desde mañana comenzamos a ocupar una línea de crédito que, en realidad, implica  que nuestra forma de consumo contamina más de lo que somos capaces de regenerar”, explica Mauricio Ceballos del equipo de campañas de Greenpeace.

La situación es preocupante ya que de manera sostenida en los años recientes nuestro país ha ido adelantando su sobregiro medioambiental: el 2017 fue el 24 de mayo, el 2018 fue el 2 de junio y el año pasado el 19 de mayo.

“El resumen es que, en vez de mejorar nuestra capacidad de compensar ecológicamente nuestro gasto, por decirlo de alguna manera, cada año nuestra cuenta corriente dura menos. No estamos generando ninguna capacidad de ahorro medioambiental”, explica Ceballos.

El primer país en sobregirarse este 2020 fue Qatar (11 de febrero), mientras que el último será Indonesia (18 de diciembre).

Fuente: Greenpeace.org

¿Qué es el desarrollo sostenible?

Se ha definido el desarrollo sostenible como el desarrollo que satisface las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de las futuras generaciones para satisfacer sus propias necesidades.

El desarrollo sostenible requiere esfuerzos concertados para construir un futuro inclusivo, sostenible y resiliente para las personas y el planeta.

Con el fin de lograr el desarrollo sostenible es fundamental armonizar tres elementos centrales: el crecimiento económico, la inclusión social y la protección ambiental. Estos elementos están interconectados y son todos fundamentales para el bienestar de los individuos y las sociedades.

La erradicación de la pobreza en todas sus dimensiones es un requisito indispensable del desarrollo sostenible. Con tal fin, se debe promover un crecimiento económico sostenible, inclusivo y equitativo, que cree mayores oportunidades para todos, reduzca las desigualdades, eleve los niveles básicos de vida, propicie el desarrollo social equitativo y la inclusión, y promueva la gestión integrada y sostenible de los recursos y ecosistemas naturales.

¿Qué son los Objetivos de Desarrollo Sostenible?

Los 193 Estados Miembros de las Naciones Unidas llegaron a un consenso respecto del documento final de una nueva agenda de desarrollo sostenible titulado “Transformar nuestro mundo: la Agenda de 2030 para el Desarrollo Sostenible”. Esta agenda contiene 17 objetivos y 169 metas.

Los líderes mundiales aprobaron oficialmente en septiembre del 2015 esta agenda universal, integrada y transformadora con el fin de iniciar medidas que pongan fin a la pobreza y construyan un mundo más sostenible en los próximos 15 años.

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y las metas tienen carácter mundial y son universalmente aplicables, tomando en cuenta las diferentes realidades, capacidades y niveles de desarrollo nacionales y respetando las políticas y prioridades nacionales. No son independientes entre sí, y es necesario que se apliquen de manera integrada.

Los ODS son el resultado de un proceso de tres años de duración, transparente y participativo, que incluye las opiniones de todos los interesados y de otras personas. Constituyen un acuerdo sin precedentes en torno a las prioridades del desarrollo sostenible entre los 193 Estados Miembros. Han recibido apoyo a escala mundial de la sociedad civil, sectores empresariales, parlamentarios y otros actores. La decisión de lanzar un proceso para preparar un conjunto de ODS fue adoptada por los Estados Miembros de las Naciones Unidas en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible (Río+20), celebrada en Río de Janeiro en junio de 2012.

  • Objetivo 1: Poner fin a la pobreza en todas sus formas en todo el mundo
  • Objetivo 2: Poner fin al hambre, lograr la seguridad alimentaria y la mejora de la nutrición y promover la agricultura sostenible
  • Objetivo 3: Garantizar una vida sana y promover el bienestar para todos en todas las edades
  • Objetivo 4: Garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos
  • Objetivo 5: Lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y las niñas
  • Objetivo 6: Garantizar la disponibilidad de agua y su gestión sostenible y el saneamiento para todos
  • Objetivo 7: Garantizar el acceso a una energía asequible, segura, sostenible y moderna para todos
  • Objetivo 8: Promover el crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, el empleo pleno y productivo y el trabajo decente para todos
  • Objetivo 9: Construir infraestructuras resilientes, promover la industrialización inclusiva y sostenible y fomentar la innovación
  • Objetivo 10: Reducir la desigualdad en y entre los países
  • Objetivo 11: Lograr que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles
  • Objetivo 12: Garantizar modalidades de consumo y producción sostenibles
  • Objetivo 13: Adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos
  • Objetivo 14: Conservar y utilizar en forma sostenible los océanos, los mares y los recursos marinos para el desarrollo sostenible
  • Objetivo 15: Promover el uso sostenible de los ecosistemas terrestres, luchar contra la desertificación, detener e invertir la degradación de las tierras y frenar la pérdida de la diversidad biológica
  • Objetivo 16: Promover sociedades pacíficas e inclusivas para el desarrollo sostenible, facilitar el acceso a la justicia para todos y crear instituciones eficaces, responsables e inclusivas a todos los niveles
  • Objetivo 17: Fortalecer los medios de ejecución y revitalizar la Alianza Mundial para el Desarrollo Sostenible

Fuente: ONU

Covid-19, clima y medio ambiente: las 5 respuestas que tienes que saber

La emergencia sanitaria que enfrenta Chile y el mundo nos afecta todos los días, ya sea porque seguimos trabajando para cuidar a los demás y satisfacer sus necesidades básicas, o porque a veces estamos aislados en condiciones difíciles.

Cuando hay complicaciones nuestra fortaleza también se basa en la capacidad que tenemos para permanecer lúcidos y no aceptar ninguna respuesta política cuando hablamos de la crisis del coronavirus.

Las industrias más tóxicas están en movimiento, mientras que los primeros planes de recuperación ya están surgiendo. Garantizar que el restablecimiento sea ecológico, justo y cívico depende de nosotros. Comenzamos con una primera observación … y con cinco preguntas, entre oportunidades falsas y esperanzas reales.

 

  1. ¿Existe un vínculo entre la pandemia de coronavirus y el cambio climático?

La hipermovilidad humana fue, sobre todo, lo que favoreció la pandemia de coronavirus. De hecho, si las personas hubieran disminuido cada vez más sus traslados, el contagio habría sido más limitado. Este es el objetivo del encierro.

Pero las enfermedades infecciosas se ven favorecidas por el cambio climático y la destrucción de la biodiversidad. Algunos animales, como los mosquitos, extienden sus territorios y, por lo tanto, propagan enfermedades infecciosas más fácilmente. El ejemplo de la gripe también sorprende: debido a que los inviernos son cada vez menos intensos, ahora el virus está activo durante un período más largo, incluso durante todo el año en las regiones tropicales.

 

  1. ¿Disminuyeron realmente las emisiones de CO2 (dióxido de carbono) desde el comienzo de la crisis de Covid-19?

Sí, las emisiones de CO2, responsables del cambio climático, se redujeron en forma significativa en los países afectados por el coronavirus.

En China, las emisiones de CO2 cayeron casi una cuarta parte entre principios de febrero y marzo de este año, en comparación con 2019. Asimismo, en el norte de Italia y en los Estados Unidos se comenzó a registrar una reducción en las emisiones de CO2 y en la contaminación del aire.

¿Por qué se da esta disminución tan significativa? Está directamente vinculada a la reducción drástica de las actividades industriales que dependen en gran medida del carbón y el petróleo.

Del mismo modo, la desaceleración de la movilidad de las personas, en particular la vinculada al tráfico aéreo global (un sector que emite gases de efecto invernadero), parece conducir mecánicamente a una caída de las emisiones de CO2.

Sin embargo, no hay nada de qué alegrarse. Estos descensos únicos se producen después de un largo período de aumento continuo: los últimos cinco años fueron los más calurosos y además, 19 de los 20 años en los que se registró mayor temperatura corresponden a este siglo.

Sumado a esto, actualmente las emisiones de CO2 en los hogares están subiendo de manera drástica.

 

  1. ¿Podemos esperar un impacto positivo en el medio ambiente y en la reducción de las emisiones de CO2 a largo plazo?

La caída en las emisiones de gases de efecto invernadero y en la contaminación del aire que observamos recientemente es en realidad puramente cíclica. Es una farsa: solo sucedió porque una gran parte de las actividades humanas se vieron obligadas a detenerse en condiciones dramáticas y con graves consecuencias sociales y económicas.

El Covid-19 representa un peligro para la humanidad y el planeta. Las medidas temporales que se tomaron para enfrentar esta pandemia no parecen una respuesta duradera al desafío del cambio climático.

Durante décadas, la tendencia general fue hacia un aumento en las emisiones de gases de efecto invernadero, y las políticas implementadas están lejos de ser suficientes.

Para reducir de manera sostenible las emisiones de CO2 debe revisarse el funcionamiento económico de nuestras sociedades, basado en actividades contaminantes y en la ampliación de las desigualdades.

Sí, todavía podemos esperar una transformación, pero no vendrá de la crisis de salud en sí misma: se necesitará un plan de recuperación sin precedentes que tenga plenamente en cuenta la emergencia climática, ambiental y social.

 

  1. ¿Deberíamos temer un repunte en la contaminación y las emisiones de gases de efecto invernadero, una vez que la crisis del coronavirus haya pasado?

Si se confirma, el aplazamiento de las principales reuniones internacionales como la COP26 (Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático), crucial para la implementación efectiva del Acuerdo de París, y el Convenio sobre la Diversidad Biológica(CDB), corren riesgo las principales decisiones internacionales que necesitamos para enfrentar otras dos emergencias: el cambio climático y el colapso de los seres vivos.

Y las industrias más contaminantes, como el sector aéreo, ya están trabajando para beneficiarse de los esfuerzos de recuperación, obtener nuevas desregulaciones, y enterrar los estándares ambientales y sociales con el pretexto de volver al crecimiento económico, que en realidad está basado en actividades tóxicas y en orígenes de desigualdad.

Por lo tanto, podemos temer un repunte de las emisiones de CO2 si el plan de recuperación apunta a restituir el crecimiento a cualquier costo y, volver al modelo neoliberal vigente durante décadas.

En 2008, las medidas adoptadas en todo el mundo para frenar la crisis financiera beneficiaron principalmente a las industrias ricas y contaminantes. Incluso aunque el contexto y la naturaleza de la crisis son muy diferentes en 2020, no podemos permitirnos repetir los mismos errores.

Deben diseñarse planes de recuperación que prioricen a los ciudadanos, su salud, su bienestar, su medio ambiente y el clima, y no a las industrias contaminantes.

 

  1. ¿Cómo podemos asegurarnos de que los problemas ambientales no se pongan bajo la alfombra después de esta crisis de Covid-19?

Esta emergencia sanitaria muestra que es posible intervenir drásticamente en la economía para enfrentar las amenazas que ponen en riesgo a toda la comunidad. Cambiar las reglas, tomar decisiones que eran impensadas y que, después de todo, no se pueden eludir: “Los grandes cambios parecen imposibles al principio e inevitables al final”, dijo el fundador de Greenpeace, Bob Hunter.

Estamos en un momento así. Esta pandemia tuvo al menos la virtud de cambiar los límites del realismo en el espacio público y en la toma de decisiones políticas: es una oportunidad para adaptar nuestro modelo a la emergencia climática. De lo contrario, solo sufriremos las plagas una tras otra.

Es posible y esencial revisar nuestras prioridades, decidir entre actividades económicas útiles para el cuerpo social y aquellas que son parte del problema. Los planes de protección a corto plazo deben, sobre todo, ayudar a proteger a los trabajadores y estar acompañados de una compensación social y ambiental para las empresas: prohibición de redundancia, pago de dividendos y recompra de acciones para 2020, y planes sólidos de reducción de gases de efecto invernadero para las más grandes.

En segundo lugar, los planes de recuperación a mediano plazo de la mayoría de los países del mundo no deben dirigirse a los sectores de combustibles fósiles. Por el contrario, ahora o nunca es hora de invertir en la transición ecológica creando empleos para el futuro. Pero también para imponer a las empresas de mayor tamaño la obligación de disminuir sus emisiones de gases de efecto invernadero.

Depende de nosotros, los ciudadanos, hacernos escuchar para decidir las condiciones de estos planes de recuperación. Estamos atentos y movilizados para que los miles de millones que se inyectarán en la economía ya no financien industrias contaminantes, sino que, por el contrario, sienten las bases para un mundo más equitativo, fuerte y respetuoso con el medio ambiente.

 

Fuente: greenpeace.org

Marketing de triple impacto: la nueva tendencia

El marketing digital de triple impacto, a nivel mundial, está en aumento. Miles de organizaciones y empresas que se trasladan a este modelo de negocios, integrando así objetivos económicos, sociales y ambientales. No son entidades sin fin de lucro, pero tampoco tienen como único objetivo único el lucro. Esta nueva estrategia, llegó para quedarse, en especial debido al aumento de la facilidad para captar clientes online.

Lo siguiente, puede sonar algo romántico pero el objetivo de las mismas es ser agentes de cambio, contribuyendo a la solución de los grandes problemas sociales y ambientales. Sin olvidar, claro, el objetivo de generar ganancias. De hecho, deben ser rentables para poder ayudar.

El ecosistema de este tipo de empresas está creciendo y seguramente lo seguirá haciendo en el futuro de manera sostenida. Veremos una retroalimentación y una potenciación tanto de los esfuerzos en pos de la solución a los problemas sociales y ambientales, como así también de las oportunidades de negocios entre empresas del mismo ecosistema y de captar clientes online.

CAMBIO DE PARADIGMA

Entonces, ya no basta con la responsabilidad de ser rentables y buscar beneficios sólo para los dueños y/o socios. Con la tendencia de empresas de triple impacto, se deben responsables de generar impacto social y evitar o disminuir sus impactos medioambientales negativos.

La tendencia anterior de marketing digital, pensaba que esa preocupación por el entorno era una responsabilidad que se le adjudicaba principalmente a las organizaciones sin fines de lucro. Hoy es una responsabilidad que se comparte y exige a las empresas.

La conciencia social se convierte en un beneficio no solo para la causa, sino también para la empresa: aumenta la efectividad emocional de las campañas de marketing, fomenta la lealtad a la marca y ayuda en el reclutamiento y retención de empleados (quien no querría trabajar para una empresa comprometida con ¿el bien común?).

Marketing de triple impacto permite captar clientes online de una mejor manera.

QUÉ PIENSAN LOS CONSUMIDORES SOBRE EL TRIPLE IMPACTO?

La responsabilidad social es cada vez más importante para todos los consumidores, pero especialmente para los millennials. Como señala una historia reciente de Forbes, “los Millennials prefieren hacer negocios con corporaciones y marcas con mensajes sociales, métodos de fabricación sostenibles y estándares comerciales éticos”.

La historia continúa diciendo que el Informe Global de Sustentabilidad Corporativa 2015 de Nielson “indicó que, a nivel mundial, el 66% de los consumidores están dispuestos a gastar más en un producto si proviene de una marca sostenible. Los Millennials dieron una demostración aún más impresionante, con el 73% indicando una preferencia similar.

Así que está claro que los consumidores exigen más responsabilidad y responsabilidad de las marcas, y las organizaciones que lo aceptan están viendo los resultados.

Aunque suene imposible, todos podríamos ser B. ¿Porqué no pensar en ser sustentables y colaborar activamente en la mejora de la problemática social o ambiental sin dejar de poner el foco en ser rentables?

¿CÓMO CONVERTIRSE EN UNA EMPRESA DE TRIPLE IMPACTO?
LA SINCERIDAD

Si su empresa decide una estrategia de marketing de impacto social, la sinceridad es una necesidad. Sus valores fundamentales, declaración de misión y acciones deben reflejar y respaldar su decisión. Ahora más que nunca, la responsabilidad social corporativa está en el centro de atención. Y las compañías que ignoran este hecho están sintiendo la reacción de los consumidores que cada vez más votan con sus billeteras.

Para ver la prueba, solo necesita ver las experiencias de Volkswagen y Abercrombie & Fitch. Volkswagen aún se está recuperando de las consecuencias del marketing en sí mismo como respetuoso con el medio ambiente, y luego lo atrapan haciendo trampa en las pruebas de emisiones. El CEO de Abercrombie & Fitch hizo comentarios críticos con los adolescentes que no se ajustaron a su definición de atractivo o genial, en directa contradicción con la declaración de la misión de la compañía que apoya la diversidad y la inclusión.

En 2015, las acciones de Volkswagen cayeron alrededor de un 30 por ciento en los días posteriores a la noticia del escándalo de emisiones; Abercrombie cayó alrededor de un 17 por ciento en 2013 cuando surgió una entrevista en la que el CEO dijo lo antes mencionado.

La clave para una estrategia de marketing de triple impacto efectiva y, a su vez, el crecimiento de su organización, es mantener la verdad.

ELEGIR CORRECTAMENTE LA CAUSA

La marca de triple impacto no es una fórmula simple, así como no lo es captar clientes online. El hecho de que una campaña funcione para una empresa no significa que pueda (o deba) ser utilizada por otra empresa. Es importante que las firmas de marca y comercializadores encuentren una causa que tenga sentido para una empresa.

La organización debe abarcar honestamente las causas que apoya, y es esencial que todas las comunicaciones reflejen los valores fundamentales. Se debe crear una marca que conecte.

Muchos programas de triple impacto no logran un resultado porque no dejan claro su propósito. Donar un porcentaje de sus ventas a una organización benéfica aleatoria que no significará nada para los consumidores. Cualquier programa de devolución que desarrolle debe alinearse con los valores de su empresa y la misión de su marca.

ALGUNOS EJEMPLOS

Ben & Jerry, por ejemplo, nunca ha sido tímido acerca de sus puntos de vista sobre la política o los problemas sociales. Durante la polémica temporada de elecciones de EEUU, lanzaron un nuevo producto: Empower-Mint, una deliciosa combinación de helado de menta, brownies de dulce de azúcar y remolino de dulce de azúcar. Ese sabor puede ser atractivo para sus papilas gustativas, pero también vocaliza el apoyo de la compañía a la Ley de Derechos de Votación y al aumento de la participación de votantes.

“A veces, cuando nos apasiona algo, lo expresamos a través del helado. Es nuestra manera especial de mostrar cuánto nos importa “.- Ben & Jerry’s

Independientemente de si está o no de acuerdo con sus puntos de vista, Ben & Jerry vende con éxito más helados porque son vocales sobre el propósito de sus programas de impacto social y sus clientes se identifican con su mensaje.

 COMUNICAR LOS ESFUERZOS

El mejor ejemplo de esto es Johnson & Johnson, que pese a su trayectoria, no desarrollaba correctamente su estrategia de marketing digital. En una entrevista con una reportera, él compartió con ella todos los programas que Johnson & Johnson tiene, pero que nunca había oído hablar. Fueron claramente escritos en su informe anual pero no explicados, promovidos y entregados al público.

El cuidado de la comunidad ha sido, en el pasado, un esfuerzo más privado para muchas compañías grandes y pequeñas y ahora está saliendo a la superficie.

Si la empresa tiene un programa de impacto social en marcha, se debe apoyar con relaciones públicas. Para que un programa de triple impacto marque la diferencia en la reputación comercial y captar clientes online, las personas deben estar conscientes de que existe. Y para eso, será necesaria una estrategia de marketing digital correcta, en especial basada en redes sociales.

ETAPAS PARA CONVERTIRSE EN EMPRESA DE TRIPLE IMPACTO

Para desarrollar este marketing digital de triple impacto para la gestión empresarial, donde se comprenda que la relación entre la empresa y el contexto que la rodea busca maximizar los resultados en las tres áreas, la metodología es por etapas.

Las etapas a abordar para una implementación adecuada de la metodología son las siguientes:

  1. Capacitación a altos ejecutivos (directores, gerentes, jefes).
  2. Creación de una política de triple impacto (consejo de administración).
  3. Definición de la estrategia de triple impacto y tarjeta de puntuación de balance sostenible.
  4. Creación de valor compartido.
  5. Informe sobre sostenibilidad.

Fuentes del articulo:

https://www.hollistercreative.com/blog/social-impact-marketing-way-change-world/

https://www.meaningful-brands.com/en/our-studyhttps://www.strategiadesign.com/blog/2017/8/14/how-to-make-social-impact-marketing-work-for-your-business

 FUENTE/fivemedialab

Cargando, un momentito...

© 2020, Yoimpactopositivo - Todos los derechos reservados.

Diseñado por

Dekaz